Todos los caminos conducen a Jamaa el Fna


Dicen que todos los caminos conducen a Roma. En Marrakech todos los caminos conducen a Jamaa el Fna. Vayas por dónde vayas en tu periplo por la ciudad marroquí, tus pasos, en un momento u otro, te conducirán a este enclave icónico.

Fotografía en blanco y negro donde se ve un grupo desnefocado en la plaza Jamaa el Fna en Marruecos

Situada a la entrada de la Medina, Jemaa el Fna, Djemaa el Fna, Yamaa el Fna, Xemaa el Fna  (allá cada uno con sus preferencias) es una  explanada de perímetro irregular custodiada parcialmente en sus laterales por restaurantes, tiendas y hoteles, que no destaca precisamente por su belleza arquitectónica. Aún así es uno de esos lugares que el fotógrafo Gonzalo Azumendi denomina “lugares de energía”, sitios icónicos que tienen vida de por sí, en los que la propia actividad diaria se convierten en el mejor espectáculo posible.

Fotografía en blanco y negro donde dos músicos árabes tocan sus instrumentos

Es sobre todo cuando cae la luz del sol y la oscuridad se apodera de toda su extensión, cuando la plaza alcanza todo su esplendor. Encantadores de serpientes, músicos bereveres, poetas lenguaraces, dentistas, vendedores de comida, embaucadores de medio pelo, contadores de historias…  todos ellos conforman una galería de pintorescos personajes que, noche tras noche, colonizan la plaza.

Imagen de una pandereta iluminada por luz artificial en medio de un grupo de gente

Como si de un gigantesco escenario al aire libre se tratase, este estrafalario y caótico elenco se reúne para interpretar su función, una función que tiene lugar desde tiempos inmemoriales y cuya riqueza le ha valido la declaración de Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Fotografía en la que se ve a un grupo de gente escuchando un contador de historias

De la mano del escritor Juan Goytisolo, devoto de este onírico espacio y gran valedor del reconocimiento de la Unesco, podemos recorrer literariamente esta atmósfera embriagante, este ágora casi mística:  “…los oyentes forman semicírculos en torno al vendedor de sueños. Absorben sus frases con atención hipnótica, se abandonan de lleno al espectáculo de su variada, mimética actividad. Onomatopeya de cascos, rugido de fieras, chillido de sordos, falsete de viejos, vozarrón de gigantes, llanto de mujeres, susurro de enanos. A veces interrumpe la narración en su punto culminante y una expresión inquieta se pinta en los niños pasmados a la incierta luz del candil…”.

Fotografía en blanco y negro donde un grupo de gente rodea a un contador de historias en la página de Jamaa el Fna en Marruecos

Más que visitar Jamaa el Fna es preciso abandonarse a ella. Es una plaza que se apodera de los sentidos a través una amalgama de sensaciones. Jamaa el Fna es luz, sombras, voces, aromas, sonidos, música, flirtreos, color y vida, sobre todo vida. Resulta paradójido como en la Asamblea de la Aniquilación, nombre al que responde etimológicamente, la vida se desarrolla y palpita con tanto brío y a la vez misterio. Más curioso y esperanzador resulta aún, como en plena era digital no es necesario internet, ni periódicos, ni radio, ni televisores, para estar al tanto de lo que el mundo puede ofrecernos.

Imagen de un músico finalizando su espectáculo y despidiéndose de su público

Tip viajero: Jamaa el Fna puede resultar, como el resto de Marrakech, “intensa”, sobre todo si eres turista. Es algo a tener en cuenta si decides sumergirte en ella, algo por otro lado completamente recomendable. El uso de unos auriculares, siempre desconectados para percibir todos los sonidos, puede ayudar a aislarse de tanto frenesí. También es buena idea tomar una consumición en alguna de las numerosas terrazas de los cafés que rodean la plaza. Te dará otra visión de este espacio, más alejada de tanto estímulo y a prueba de señuelos.


Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando entenderé que estás de acuerdo. + Info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar